viernes, 27 de noviembre de 2015

Tercera y última jornada del Proyecto Edificación Sostenible.


Alumna: Ana Belén Vera Cárdenas.
Curso: 2º OI.
Fecha: 27 / 11 / 2015 Viernes.

En esta tercera y última jornada del Proyecto Edificación Sostenible, Roberto Amores de Aíslasinobra nos ha llevado a ver cómo se realiza un insuflado en un edificio.


El trabajo de insuflar un aislante se hace desde una furgoneta donde esta una máquina específica para este trabajo. Se hace un replanteo específico, que dependiendo del tamaño de la cámara, los boquetes van a 60 cm., 80 cm., dependiendo de la altura del techo. La máquina controla la presión de 1 m2. de pared. Por lo cual nunca se abren los boquetes a una distancia mayor de 1 m. entre sí, para estar seguros de que un circulo solapa otro circulo.



Una vez que el aislante esta molido y que los boquetes están hechos, ese aislante se sopla con las mangueras dentro de la cámara entre los tabiques, de abajo hacia arriba, primero la línea de abajo de izquierda a derecha, luego la segunda de derecha a izquierda, y así sucesivamente, y la maquina va controlando la presión del aislante.

La decisión de que un aislante se insufle desde adentro o desde afuera es de los operarios en función de la necesidad. En el caso de esta vivienda, se esta haciendo la mayor parte por dentro, excepto lo que están haciendo por fuera que es el baño, para no romper el alicatado.



El aislante que se esta utilizando es cristal de arena de sílice reciclado. A simple vista parece algodón, pero es fibra de vidrio. Esta máquina muele el aislante y lo sopla. Cuando esta máquina siente que 1 m2 está correcto, a la densidad que se le ha dicho que tiene que hacerlo, que en este producto son 35 kilos, la máquina automáticamente se para. Y el operario pasa al siguiente boquete.

El producto se llama SUPAFIL. Es una marca Knauf y contiene todas las homologaciones que cumple, la potencia del producto y su transmisividad (Que es la capacidad de aislamiento)



Para aplicar este producto tiene que ser un aplicador homologado por el fabricante. Hay que tener el producto, la maquina y la formación.

Es importante saber donde están los pilares, porque estos nos van a determinar el volumen de material que va dentro de una pared, para luego comprobar que realmente hemos puesto la densidad que queríamos.


En el caso de la ventana, tenemos debajo un parte de cámara y encima otra parte de cámara.


En la esta pared tenemos un primer boquete que esta a unos 30 cm. del suelo, y luego los siguientes están a 80 cm. uno de otros, y el último boquete suele abrirse no a más de 40 cm. de la parte de arriba.



Caja testigo o caja de prueba de densidad



Esta caja tiene unas medidas especificas, porque hay una norma nacional que dice que las pruebas hay que realizarlas en cajas de ciertos tamaños con ciertos números de boquetes y con unas propiedades especificas, para que sea una prueba homologada.

La caja se cierra bien, y va a representar una sección de la pared, el aire escara por los boquetes que tiene la caja en la parte superior.

Una vez que se termina de insuflar en la caja, la abrimos.





Así quedaría el aislante insuflado dentro de la cámara.




Y con esto termino nuestra última jornada del proyecto Edificación Sostenible.

Edificación Y Obra Civil La Rosaleda agradece el entusiasmo, la dedicación, los conocimientos y la pasión por sus trabajos tanto de Roberto Amores Gallegos, director general de la empresa Econocasa y de Rafael Cintora de la empresa Red Verde.

Gracias de parte de todos los alumnos de Obra de interior, decoración y rehabilitación.

Esperamos veros pronto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada